29-05-2015

VITEC asesora la Cooperativa Falset-Marçà para mejorar la eficiencia energética de la bodega

La cooperativa de Falset Marçà, en colaboración con el Área de Ingeniería Ambiental y Sostenibilidad del Parque Tecnológico del Vino (VITEC) inicia un proyecto para auditar los consumos energéticos en tiempo real y mejorar la eficiencia energética de la bodega. El proyecto nace de la iniciativa de dos empresas: INSTATEC, dedicada a la asesoría energética ya la instalación de equipos eléctricos, y TAMIC, experta en técnicas avanzadas de medición y control. El objetivo es desarrollar un sistema de auditoría energética en tiempo real orientado al sector vitivinícola con el objetivo de mejorar la eficiencia energética de sus procesos productivos.

El Área de Ingeniería Ambiental y Sostenibilidad del Parque Tecnológico del Vino (VITEC) debe permitir identificar los procesos más críticos a analizar y vincular los consumos eléctricos medidos en tiempo real con los datos que semanalmente se obtienen de la actividad productiva del bodega. De esta manera se da un paso más ya que en una auditoría energética clásica se realiza una fotografía estática a partir de la cual hay que ir atrás en el tiempo para justificar estos consumos y establecer patrones de ahorro y optimización con el grado de incertidumbre que esto conlleva ya que, en este caso, los datos de operación tienen un grado cualitativo mucho más elevado. El hecho de poder disponer de datos en tiempo real vinculadas con la producción en bodega abre la puerta a detectar puntos críticos e ineficiencias de proceso y se pueden establecer actuaciones correctivas el momento. La auditoría energética es simultánea y en tiempo real con la actividad de la bodega lo que permite que los ahorros y las decisiones a tomar tengan un mayor impacto y sean a la hora mucho más reales.

Hay un rol básico que es el de validador de la tecnología. En este caso se cuenta con la Cooperativa de Falset-Marçà quien ha cedido sus instalaciones para que se pueda poner a punto tanto la metodología de análisis como los equipos de medida y control. La bodega ha sido seleccionado por sus características de funcionamiento enológico (volúmenes, variedad de productos, solapamiento entre etapas todo el año, etc.) y por el alto interés de la dirección en la mejora continua y principalmente porque las instalaciones sean ambientalmente más respetuosas y eficientes. El pasado 8 de abril se hizo oficial esta colaboración entre las partes implicadas mediante la firma de un convenio. La financiación y desarrollo de este proyecto corre a cargo de INSTATEC y TAMIC.

El proyecto, que se ha iniciado este año, tiene una duración prevista de un año. Actualmente ya están instalados todos los equipos de medida que envían datos en periodos de 15 minutos a un servidor externo, donde se tratan y desde donde se empezarán a programar alertas para avisar al personal de la bodega si se detecta algún consumo anómalo. Por otra parte, se ha hecho un estudio de la disposición de los equipos en bodega y del actual esquema eléctrico lo que ha permitido segregar la actual instalación en 5 líneas principales. De esta manera se podrá afinar mucho más en los resultados y se permitirá identificar qué equipos consumen energía y en qué cantidad para evitar así el solapamiento energético que puede haber si únicamente hay una sola línea que lo englobe todo, sobre todo en época de vendimia, cuando la mayoría de los equipos se trabajan en paralelo.

Uno de los objetivos es disponer antes del inicio de la vendimia de la información suficiente que permita realizar los últimos ajustes para que durante la próxima feria del vino de Falset, en mayo 2016, se pueda ya presentar esta herramienta en el sector vitivinícola.