El territorio catalán es rico en restos arqueológicos, gracias, en parte, al papel destacado que tuvo la colonización griega así como la expansión política y cultural de Roma hacia tierras de occidente. Y también por la incidencia cultural que este hecho tuvo en las poblaciones autóctonas. Las comarcas de Tarragona son uno de los máximos exponentes de estos procesos históricos de la antigüedad. Y esta riqueza arqueológica necesita un desarrollo adecuado de las tareas de investigación para su estudio interpretación y explotación cultural.

El rico patrimonio histórico-artístico convierte Tarragona en un museo al aire libre que ha sido declarado patrimonio de la Humanidad.

Más allá de los institutos de investigación, hay empresas que se dedican específicamente a trabajos arqueológicos y de conservación de patrimonio. Y existe una importante red de museos históricos, arqueológicos y de arte a las diferentes ciudades que están integradas en el Campus de Excelencia Internacional Cataluña Sur (CEICS). Así como conjuntos monumentales de relevancia internacional, como el Monasterio de Poblet.

Este entorno cultural ofrece múltiples oportunidades de trabajo ya sea en tareas de investigación o conservación de esta multitud de exponentes culturales. La conservación, la mejora y la recuperación de este entorno son una fuente de estudio y también una fuente de trabajo para los investigadores.

Haz de la investigación tu profesión

Las estructuras de investigación del CEICS son también una fuente de trabajo importante para las personas que quieren hacer de la investigación su futuro laboral. Arqueólogos, historiadores geólogos, biólogos y botánicos, entre otros, pueden encontrar un lugar para investigar en los organismos de investigación del Campus: la Universidad Rovira i Virgili (URV), el Instituto de Arqueología Clásica de Cataluña (ICAC) o el Instituto de Paleocologia Humana y Evolución Social (IPHES) .


información adicional