La divulgación de la actividad científica e innovadora del CEICS y de sus miembros es una de las prioridades del proyecto del Campus de Excelencia Internacional. Para dar a conocer la ciencia y el conocimiento que se genera en el sur de Cataluña, es necesario ser excelente en comunicación y reflejar la excelencia de la actividad científica y docente. La estrategia es la de mejorar los instrumentos: elegir adecuadamente los medios de comunicación, optimizar la organización, fomentar una cultura comunicativa, cultivar las habilidades comunicativas de la comunidad científica, captar talento y reforzar las singularidades.

La Universitat Rovira i Virgili (URV) y el CEICS han puesto en funcionamiento su propia Unidad de Cultura Científica e Innovación (UCC+i), que se ha sustentado en la necesidad creciente de dar respuesta al requerimiento de divulgar el conocimiento generado en el seno de la universidad, que aglutina a más de 1.000 profesionales dedicados a la investigación, y en los centros e institutos asociados que forman parte del Campus de Excelencia Internacional Cataluña Sur.

La UCC+i da respuesta a la necesidad de difundir la actividad científica de la universidad y los centros asociados para satisfacer las inquietudes de los investigadores y acercar el conocimiento a la sociedad

La creación de la unidad ha sido la base para reestructurar y concentrar toda la comunicación científica, divulgar los resultados de las investigaciones y de las actuaciones de divulgación científica y organizar nuevas actividades. La UCC+i es heredera de la tradición divulgativa del CEICS, y la complementa con una optimización de los recursos existentes, mejores estructuras y nuevas herramientas. Se han puesto en marcha protocolos de coordinación interna estructurados, que facilitan la fluidez de la información entre los investigadores y los responsables de la UCC+i, y se han empezado acciones de formación, comunicación y divulgación.

La unidad ha sido reconocida por la FECYT y forma parte de la red de UCC+i españolas. Con su creación, se han activado mecanismos bidireccionales de socialización de la ciencia a fin de que ésta llegue a un gran número de personas, de todas las edades y nivel formativo, siendo colectivos de especial interés los investigadores, la comunidad universitaria, los profesores y alumnos de secundaria, y los empresarios.